Mostrando entradas con la etiqueta PENSION. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PENSION. Mostrar todas las entradas

Pensiones contributivas: Vejez, Invalidez y Viudedad

Pensiones contributivas / Clases

Son prestaciones económicas y de duración indefinida, aunque no siempre, cuya concesión está generalmente supeditada a una previa relación jurídica con la Seguridad Social (acreditar un período mínimo de cotización en determinados casos, ...), siempre que se cumplan los demás requisitos exigidos.
Su cuantía se determina en función de las aportaciones efectuadas por el trabajador y el empresario, si se trata de trabajadores por cuenta ajena, durante el período considerado a efectos de la base reguladora de la pensión de que se trate.

Dentro de la acción protectora del Régimen General y de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social, con las salvedades que, en cada caso y para cada modalidad, se indican en el respectivo régimen especial, se incluyen las pensiones siguientes:

Por jubilación: jubilación ordinaria, jubilación anticipada por tener la condición de mutualista, jubilación anticipada sin tener la condición de mutualista, jubilación anticipada por reducción de la edad mínima debido a la realización de actividades penosas, tóxicas e insalubres, jubilación anticipada de trabajadores discapacitados, jubilación parcial, jubilación flexible y jubilación especial a los 64 años.

Por incapacidad permanente: total, absoluta y gran invalidez.
Por fallecimiento: viudedad, orfandad y en favor de familiares.
Dentro de la acción protectora del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), se incluyen las pensiones de:

Vejez.
Invalidez.
Viudedad.

La edad para la JUBILACION en España

Edad mínima para tener derecho a la pensión por jubilación


El trabajador afiliado en la Seguridad Social y de alta, o en situación asimilada al alta, podrá acceder a la pensión de jubilación cuando tenga cumplidos 65 años.


No obstante, existe la posibilidad de jubilarse anticipadamente en determinados casos:

A partir de los 55 años:
  • Los matadores de toros, rejoneadores y novilleros que han actuado en 150 festejos en cualquiera de estas tres categorías (art. 18 RD 2.621/86).
  • Los banderilleros, picadores y toreros cómicos que han actuado en 200 festejos en cualquiera de estas tres categorías o como matadores, rejoneadores o novilleros (art. 18 RD 2.621/86).
A partir de los 60 años:
  • Los cantantes, bailarines y trapecistas que han trabajado en la especialidad un mínimo de 8 años durante los 21 anteriores a la jubilación (art. 11 RD 2.621/86).
  • Los puntilleros que han actuado en 250 festejos en cualquier categoría profesional taurina (art. 18 RD 2.621/86).
  • Los artistas, si bien la pensión de jubilación experimenta una reducción del 8 por 100 por cada año que le falte al trabajador para cumplir los 65 años (art. 11 RD 2.621/86).
  • Los mozos de estoque y de rejones y sus ayudantes que han actuado en 250 festejos en cualquier categoría profesional taurina, si bien la pensión de jubilación experimenta una reducción del 8 por 100 por cada año que le falte al trabajador para cumplir los 65 años (art. 18 RD 2.621/86).
  • Los trabajadores ingresados al servicio de Renfe antes del 14 de julio de 1967 o al de Feve o compañías concesionarias de ferrocarriles de uso público antes del 19 de diciembre de 1969, si bien la pensión experimenta una reducción del 8 por 100 por cada año que le falte al trabajador para cumplir 65 años de edad o la edad que resulte por aplicar coeficientes reductores en razón de actividad penosa o peligrosa (DT 2.a 1 RD 2.621/86 y OM 30.11.87).
  • Los trabajadores que tenían la condición de mutualistas el 1 de enero de 1967, si bien la pensión experimenta una reducción del 8 por 100 por cada año o fracción de año que le falte al trabajador para cumplir 65 años.

Esa reducción, cuando la solicitud se debe a la pérdida del trabajo por causa ajena a la voluntad del trabajador, varía según cual sea el período de cotización acreditado: hasta 30 años de cotización, el 8 por 100; 7,5 por 100 con 31, 32, 33 o 34 años; 7 por 100 con 35, 36 o 37 años; 6,5 por 100 con 38 o 39 años; y 6 por 100 con 40 o más años de cotización (DT 3.ª LSS).


A partir de los 61 años, cuando el trabajador que acredita 30 años de cotización efectiva, sin contar pagas, ha permanecido inscrito como demandante de empleo durante los 6 meses inmediatamente anteriores a la solicitud tras perder su empleo por causa ajena a su voluntad.


Por cada año que le falta al trabajador para cumplir 65 años, la pensión experimenta una reducción, en un porcentaje distinto según el período de cotización acreditado: 8 por 100 con 30 años de cotización; 7,5 por 100 con 31, 32, 33 o 34 años; 7 por 100 con 35, 36 o 37 años; 6,5 por 100 con 38 o 39 años; y 6 por 100 con 40 o más años de cotización.


A partir de los 64 años: los trabajadores que son sustituidos, simultáneamente a su cese total, por otro trabajador (art. 1 RD 1.194/85).

En otro articulo explicaremos cuanto entra en vigor la cotizacion hasta los 67 años y su desarrollo. 

Pension media de Jubilacion en Galicia

La de jubilación alcanza los 771,85 euros mensuales, frente a los 936,43 del conjunto del sistema.
La pensión media en enero en Galicia se situó en 690,12 euros, un 3,3% más que en el mismo mes de 2011, pero todavía en el último lugar por comunidades, unos 130 euros por debajo de la cantidad media para el conjunto del sistema (822,82), según publica este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 

El número de prestaciones por incapacidad, jubilación, viudedad, orfandad y favor de familiares alcanza a 731.215 personas en la Comunidad Autónoma, lo que representa un 8,2% de la cifra total de pensiones que distribuye el Estado (a más de 8,87 millones de perceptores). 

En términos interanuales, este dato se incrementó nueve décimas en Galicia, mientras que en el conjunto del Estado la subida fue de un 1,4%. 

Por provincias, la que registra una pensión media más alta en la comunidad es A Coruña, con 728,31 euros, seguida de Pontevedra con 726,89, Lugo con 613,22 y Ourense con 602,45. La pensión media de la Comunidad gallega supone un 83,9% de la pensión media nacional, que, por su parte, aumentó un 3,1% con respecto al mismo periodo del año anterior. 

A la pensión por incapacidad permanente se dedica en Galicia, de media, 770,09 euros, a un total de 69.788 individuos; mientras que la pensión por jubilación atañe a 450.774 personas que reciben una media de 771,85 euros en la comunidad.

Por su parte, la pensión por viudedad es percibida por 184.732 personas y la media se sitúa en 503,73 euros. Un total de 20.233 personas tienen otorgada en Galicia una pensión por orfandad --de media reciben 363,76 euros-- y 5.688 ostentan la pensión por favor de familiares --con 446,13 euros de media--.

De las 731.215 personas que en la Comunidad gallega perciben una pensión, 278.496 viven en la provincia de A Coruña, 223.078 en Pontevedra, 120.358 en Lugo y 109.283 en Ourense.


Visto en EuropaPress

La Pension minima para Mayores en la Jubilacion

La pensión mínima para las personas titulares con 65 años o más con cónyuge a no cargo será de 581,10 euros al mes, frente a los 570,40 de 2010 y frente a los 7.774 € brutos del 2011 segun se publico en la Vanguardia. Los jubilados con conyuge a cargo cobraran 10.225 euros anuales.

La pensión mínima para los titulares con 65 años o más con cónyuge a no cargo será de 581,10 euros al mes, frente a los 570,40 de 2010. Para los pensionistas con cónyuge a cargo ascenderá a 756 euros, un 2,91% más que el año pasado. En el caso de las personas sin cónyuge, la cifra se queda en 612,70 euros, 11 euros más que hace un año.

Los menores de 65 años cobrarán 708,50, 541,50 y 773,10 euros con cónyuge a cargo, no a cargo y sin cónyuge, respectivamente.
La Seguridad Social deberá desembolso 855,87 millones de euros por la desviación de la inflación en 2011 para pagar a 3.236.756 pensionistas perceptores de prestaciones mínimas contributivas y no contributivas. Los que no cobraron esa paga compensatoria son los otros cinco millones de perceptores de pensiones contributivas, a los que el Gobierno les congeló en mayo de 2010 sus prestaciones para 2011 como medida para reducir el déficit público en 1.500 millones de euros.

Según Trabajo, la compensación por la desviación de la inflación no afecta a las pensiones que hayan sido reconocidas a lo largo de 2011. Asimismo, la Seguridad Social establece el abono de las pensiones en 14 pagas al año y prevé una compensación en caso de que se supere la inflación con la que se revalorizan las pensiones.

Para los pensionistas con cónyuge a cargo ascendio a 756 euros, un 2,91% más que el año pasado. En el caso de las personas sin cónyuge, la cifra se quedo en 612,70 euros, 11 euros más que hace un año.

Los menores de 65 años cobraron 708,50, 541,50 y 773,10 euros con cónyuge a cargo, no a cargo y sin cónyuge, respectivamente.


Estan las actualizaciones de pensiones de jubilacion en la web de la SEGURIDAD SOCIAL AQUI.


En la web del IMSERSO teneis las actualizaciones de las pensiones del año.

Fuente: UDP

Dinero, PENSION y Jubilacion

PENSONES Y DINEROJubilarse en España será un poco más difícil a partir de 2013, como consecuencia del pacto social alcanzado en los últimos días por el Gobierno, los sindicatos y la patronal. La reforma del sistema de pensiones afectará directamente a la inmensa mayoría de trabajadores españoles, por lo que conviene conocer los cambios y ver cómo nos afectarán.

Lo primero es dejar claro que la fórmula para calcular la pensión de jubilación no cambia con la reforma pactada por los agentes sociales. Lo que cambian son algunas variables, como por ejemplo la edad de jubilación. Si hasta ahora la edad mínima de jubilación estaba fijada en 65 años, a partir de 2013 la cosa comenzará a cambiar. Cada año entre 2013 y 2018 se sumará un mes a la edad mínima de jubilación y entre 2018 y 2027 se sumarán dos meses al año hasta alcanzar la edad de 67 años.

En España hay 8,6 millones de pensionistas, 5,1 millones de los cuales son jubilados (el resto, viudas y huérfanos). 2,2 millones de pensionistas cobran menos de 500 euros de pensión, y menos de la mitad superan el equivalente al salario mínimo.



Ahora hay que cotizar más años para cobrar toda la jubilación. Segun el Pacto de Toledo se inclina por subir el número mínimo de años de contribución y no cambiar la edad legal de retiro. El periodo de cómputo para calcular la pensión también se elevará.

La situación, además, tenderá a empeorar teniendo en cuenta que esta evolución se acelerará en la década de los años veinte. Será ahí cuando comenzarán a jubilarse quienes nacieron en la etapa del "baby-boom" cuando se producirá entonces un estallido demográfico en el número de personas mayores, en contraposición a la disminución de la cantidad de cotizantes que tendrán que pagar sus pensiones. La previsión es que de los 8,6 millones de pensionistas actuales (cinco millones por jubilación) se pase a 12,5 millones en 2030.

En 1960 la entrada a la población activa se producía alrededor de los 20 años, la salida se producía entre los 60 y 65 años, y la esperanza de vida media era de 67 años. Actualmente, la entrada a la población activa se ha retrasado a los 30 años, y la salida por paro de larga duración o prejubilación se produce alrededor de los 55 años, cuando la esperanza de vida es de 80 años. En otras palabras, antes se cotizaba a la Seguridad Social durante 40 años en una vida media de 67, y ahora se cotiza durante 25-30 años en una vida media de 80 años.


No hacen falta muchas más explicaciones, salvo que los jóvenes actuales, aunque no quiebre la Seguridad Social, tendrán muchas dificultades para cobrar el 100% de su pensión, pues pocos habrán cotizado los 35 años que establece la legislación, y que este Gobierno piensa elevar hasta 40 años. 
Hablando de todo esto me viene a la cabeza lo que dice Emilio Duro de cual es el invento mas importante que ha llevado a cabo el ser humano, la ampliacion de los años de la esperanza de vida. Os dejo el video que seguro a muchos os gustara y os motivara. Dura hora y media pero es muy digno de ver. Seguro os enseña muchas cosas. Solo el titulo ya motiva. OPTIMISMO E ILUSION.

Las PENSIONES en la edad de JUBILACION


Hoy nos preguntamos: ¿Es sostenible el actual sistema de pensiones? Muchos expertos opinan que llegará un momento en el que no, por el creciente envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida, unida al hecho de que cada vez las nuevas generaciones se incorporan más tarde al mundo laboral.

Ante esta desesperanzadora posibilidad, invertir en un plan de pensiones es una manera de asegurarse unos ingresos de por vida para nosotros o nuestro cónyuge o descendientes en caso de quedar en situación de invalidez o dependencia. 

Un plan de pensiones es por lo tanto una previsión social complementaria y voluntaria. Se trata de un ahorro a medio y largo plazo que servirá como complemento a las prestaciones de la Seguridad Social.

La Seguridad Social ofrece ya un conjunto de medidas para prever, reparar o superar determinadas situaciones de necesidad como la jubilación.

El préstamo por jubilación cubre la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando su edad le obliga a cesar el trabajo y poner fín a su vida laboral. Las últimas reformas legislativas suponen algunos cambios para los jubilados: El trabajador deberá acreditar por lo menos 15 años efectivos de cotización para tener derecho a una pensión y suben las pensiones más bajas (las de las prestaciones mínimas)... Pero aún así, conviene que a partir de los 40 años nos planteemos comenzar un plan de pensiones. Cuanto antes comencemos a invertir, podremos aprovechar el alto potencial de revalorización de la bolsa sin asumir grandes riesgos, comenzando a acumular rentabilidad antes y durante más tiempo de nuestro plan de pensiones.

Los hay de 3 tipos:

Planes de beneficio definido: Define un beneficio sobre la edad de jubilación del mismo mediante una fórmula en la que intervienen el salario del empleado, sus años de servicio, la edad de jubilación, y otros factores.

Planes de contribución definida: La contribución está definida pero el beneficio se desconoce ya que el riesgo de inversión y el premio los toma cada individuo. Así por ejemplo, a la hora de jubilarse, el empleado dispone de una cuenta que puede utilizar para comprar una pensión o retirar esos fondos para sus necesidades financieras.

Planes de beneficio mixto: Combina aspectos de los 2 anteriores.

Elige el plan que más se adapte a tus necesidades y para ello, conviene que tengas en cuenta:

- La edad: un plan de pensiones es un producto de ahorro asiesque a partir de los 40 años, debemos contemplar la posibilidad. 

- El tipo de plan que queremos y cómo será la cuota (mensual, trimestral, anual...) o si haremos aportaciones únicas. 

- Toda rentabilidad supone adquirir unos riesgos, y adeás, todos los planes de pensiones tienen unas comisiones 

- No recuperaremos el dinero invertido hasta nuestra jubilación, salvo excepciones muy concretas. Cuando llegue el momento podremos recuperarlo en cuotas o en un solo pago.

Empieza a mirar cuanto antes por tu futuro y acabarás agradeciéndotelo.

Los viajes Imserso mas consultados