Encuesta de la OCU sobre Calidad de vida tras la jubilación

El 80% de los mayores entre 65 y 70 años están contentos y con buena salud.


La OCU ha realizado una encuesta a 830 personas de entre 65 y 70 años acerca de su calidad de vida y sus circunstancias personales. Se obtuvieron cuestionarios válidos. 

Entre las conclusiones obtenidas, destaca que sólo el 16% de las personas entre 65 y 70 años viven solas y, aunque están satisfechos con su situación, reclaman mayores ayudas a domicilio y seguir participando en la vida pública, que no se les deje de lado. Los resultados de la encuesta se publican en la revista OCU-Compra Maestra del mes de marzo. 

Según la encuesta de la OCU un 79% de los encuestados residen en su propia casa y se encuentran a gusto en ella, sólo un 7% de los que responden tienen quejas sobre ella. La inmensa mayoría se siente seguro en su casa y sólo un reducidísimo porcentaje afirma que en ocasiones se siente inseguro en su domicilio.

Cerca de un tercio de los encuestados se siente solo, poco apoyado socialmente, con carencias afectivas o materiales. Para la gran mayoría el apoyo recibido de la pareja (8,6 sobre 10) y de los hijos (7,8) es el más importante. Le siguen el de los familiares próximos y amigos íntimos. Casi una quinta parte lamenta que es poco frecuente que alguien les pida ayuda u opinión.

Los encuestados se quejan de la escasez de ofertas de trabajo remunerado. También desearían recibir más ayudas para alojamiento y alimentación y apoyo en las gestiones administrativas. Los aspectos menos conflictivos son el transporte público, la asistencia sanitaria y el acceso a los comercios.

La inmensa mayoría de los entrevistados por la OCU considera que su situación económica es buena y sólo un 15% la califica de difícil o problemática. Uno de cada cuatro confiesa sentirse preocupado respecto de su futuro económico.

El 76% de ellos disfrutan de una buena calidad de vida en general. Entre los aspectos que se podrían mejorar, se encuentran principalmente el deseo y el rendimiento sexual, seguido de la situación económica y las actividades domésticas.

Respecto a la salud, no hay demasiadas quejas. Tan solo un 3% la califica como mala. A pesar de ello, un encuestado de cada diez ha experimentado algún dolor fuerte o incomodidad física durante el mes anterior a la encuesta y dos de cada diez consultados padecen de algún problema de oído o visión. Las visitas al médico son frecuentes, sólo un 7% no ha acudido a ningún profesional sanitario en los últimos 12 meses. La OCU deduce, por tanto, que nuestros mayores intentan cuidarse, para conseguirlo emplean medicamentos y ejercicio físico.

Nueve de cada diez encuestados por la OCU declaran que se encuentran animados cuando se les pregunta directamente. Sin embargo, preguntándolo de manera indirecta mediante una “batería” de preguntas, hemos detectado que en torno a un 20% de los entrevistados muestran síntomas de depresión. Por ejemplo, uno de cada tres afirma que prefiere quedarse en casa a salir y uno de cada cuatro tiene temor a que le ocurra algo malo.

Un tercio de los encuestados se mantiene activo laboralmente y un 26% estudia. Entre las actividades diarias destacan, ver la televisión, a lo que un 86% dedica entre una y cuatro horas de ocio.  Bares y restaurantes son los lugares de ocio elegidos por los mayores de forma más asidua, mientras que los espectáculos musicales, acontecimientos deportivos o teatros son los menos frecuentados. La mitad de los encuestados por la OCU considera que la oferta cultural en su zona es buena pero cara. Un 18% declara desarrollar algún tipo de trabajo voluntario.

La gran mayoría de los encuestados afirma que es independiente, aunque un 13% necesita ayuda para realizar las tareas del hogar y un 2,5% la requiere incluso para su cuidado personal.


Fuente : OCU