Cuidados con las WEBS de SALUD



primero
INTERNET es una fuente de información muy útil sobre temas de salud y constituye una interesante HERRAMIENTA COMPLEMENTARIA de orientación para el público en general y pacientes.


segundo
Es conveniente mantener siempre una ACTITUD VIGILANTE ante la información de salud en Internet ya que existen webs que pueden presentar mensajes confusos, curas milagrosas o verdades a medias.


tercero
DESCONFÍE de los productos infalibles o efectivos para una amplia gama de dolencias, con “INGREDIENTES SECRETOS” o “ANTIGUOS REMEDIOS”, así como de promociones especiales, obsequios o rebajas para la obtención de tratamientos.


cuarto
NO deben ADQUIRIRSE por Internet MEDICAMENTOS que requieran receta médica, recuerde que está prohibido. Para el resto de medicamentos deben seguirse las recomendaciones de las autoridades sanitarias.


quinto
Antes de ofrecer INFORMACIÓN PERSONAL o sobre su salud debe asegurarse de conocer y comprender adecuadamente cuál será la utilización que se realizará de sus datos.


sexto
Cuando visite una web con información sanitaria debería poder RESPONDER A PREGUNTAS como: ¿quién o quienes son los responsables de la web?, ¿cuál es la fuente original de la información?, ¿aparecen profesionales sanitarios identificados?, ¿está actualizada?, ¿quién financia la web?, ¿se especifica cómo contactar con los responsables, ¿los contenidos publicitarios están claramente diferenciados?.


septimo
ANTES de realizar cualquier PAGO por Internet debe asegurarse que la TRANSACCIÓN es SEGURA y cuáles son los términos del servicio que se va a obtener.


octavo
Si ha sido víctima o ha detectado algún FRAUDE en alguna web NOTIFÍQUELO a las autoridades sanitarias y/o a las asociaciones de consumidores.


noveno
En los sitios webs que disponen de aplicaciones relacionadas con el CORREO ELECTRÓNICO, CHATS, FOROS y BLOGS valore los TÉRMINOS DE USO y las cláusulas legales que ofrecen estos servicios para conocer su utilidad y limitaciones.


decimo
ANTE CUALQUIER DUDA sobre la información obtenida en Internet y ANTES de TOMAR DECISIONES que puedan afectar su salud o la de sus familiares, CONSULTE SIEMPRE CON SU MÉDICO, farmacéutico, personal de enfermería u otros profesionales de salud que le aconsejarán adecuadamente.



Esta informacion esta copiada de GuiasInfosalud.es con soporte del Ministerio de Sanidad y Consumo